Texto Cabecera: 

No ha descubierto la pólvora, pero sí ha ayudadi a popularizar la música clásica. Y eso es mucho decir. Alérgico a las formalidades, en sus recitales el pianista británico se dirige directamente al público para explicarle por qué toca lo que toca y qué ha aprendido de Bach, Chopin y Beethoven que merece tanto la pena

Resumen: 

No ha descubierto la pólvora, pero sí ha ayudadi a popularizar la música clásica. Y eso es mucho decir. Alérgico a las formalidades, en sus recitales el pianista británico se dirige directamente al público para explicarle por qué toca lo que toca y qué ha aprendido de Bach, Chopin y Beethoven que merece tanto la pena

James Rhodes en concierto 

Por Benjamin G. Rosado

No ha descubierto la pólvora, pero sí ha ayudado a popularizar la música clásica. Y eso es mucho decir. Alérgico a las formalidades, en sus recitales el pianista británico se dirige directamente al público para explicarle por qué toca lo que toca y qué ha aprendido de Bach, Chopin y Beethoven que merece tanto la pena. Con su escalofriante biografía -Instrumental (Blackie Books)- bajo el brazo, Rhodes explicará, una vez más, cómo las Variaciones Goldberg le salvaron la vida. Con la misma editorial lanzó este otoño Toca el piano (Blackie Books), un método para aprender a tocar un preludio de Bach en seis semanas. 

Palau de la Música · 24 de febrero

Fotos: 
james, rhodes, concierto, música, clásica, barcelona